5/8/15

PLE sin objetivo

Sé que esto puede sonar surrealista, pero el PLE es solo una combinación de herramientas y las herramientas no pueden tener objetivos.

Los objetivos los tienen las personas

Con frecuencia, los medios acaban sustituyendo a los fines dándose las paradojas que podemos ver en política donde los partidos que no son más que herramientas se acaban convirtiendo en un fin en sí mismos.

Clica en la imagen para verla mejor

Todo esto viene a cuento de esta entrada en mi blog personal. El otro día, estaba debatiendo con mi amiga V (por discreción, no pongo su nombre) sobre el gráfico que ves un poco más arriba y le propuse cambiar el término goal (objetivo) por el de way (camino).

Quedaría entones WROW que no sé si significará algo en inglés.

En gran parte de los gráficos en donde aparecen términos como meta, éxito, objetivo,... se están refiriendo a herramientas. Este modesto ratón cuenta entre otras herramientas con estas:
Aparentemente, pueden parecer poca cosa. Pero combinadas entre si y si cuentas con algún tipo de ágora, el resultado puede ser imprevisible.


Parafraseando a Lennon:

Un PLE es eso que te encuentras cuando persigues otros objetivos

En el vídeo, se habla de consumir y producir información. Pero yo creo que la información, más que consumir, se usa o utiliza. Es decir, sería más adecuado hablar de productor y usuario. O sea, produsuario.

Comentarios


Como ves, la relación entre información y aprendizaje es más difusa de lo que parece a primera vista. En cualquier caso, los comentarios ayudan bastante en el proceso. Así que déjame unas líneas más abajo.

Si te ha gustado la entrada, compártela en las redes

2 comentarios:

  1. Me encanta la primera frase en bastardilla. Los objetivos los tienen las personas.
    El problema es que a veces dejamos que sean otros quienes nos los pongan, y a menudo puede ser una causa de frustración.

    ResponderEliminar
  2. Fran, precisamente, ese es el problema.

    A menudo, utilizamos herramientas que son adecuadas para otros objetivos que no son los nuestros. Y luego, pasa lo que pasa.

    ResponderEliminar